¿Puedo climatizar mi casa con aparatos de segunda mano?

Está claro que la inversión económica en un aire acondicionado es importante. Y no solo por el coste del aparato en sí: además has de sumarle el precio de la instalación, la factura de la luz mes a mes y las ocasionales reparaciones que necesite.

¿Significa esto que la única alternativa económica es comprar un aparato de segunda mano? Para nada. De hecho los aires acondicionados de segunda mano no suelen ser la opción más económica a la larga por diversos aspectos:

  • Es muy probable que el aparato no esté en garantía o le quede poco tiempo, por lo que si surge una avería (más frecuentes en aparatos antiguos) te supondrá un coste más.
  • La instalación de este tipo de aparatos es más complicada, por lo que muchos instaladores las cobrarán caras o directamente no estarán dispuestos a hacerlas. Al ser antiguos hay más probabilidades de que funcionen mal, y no quieren cargar ellos con la culpa.
  • Los equipos antiguos son mucho menos eficientes que los modernos, que te pueden ahorrar mucha energía y dinero. Actualmente todos los equipos de aire acondicionado tienen tecnología inverter, lo que hace que sean mucho más confortables y consuman mucho menos.

En definitiva, si analizamos en profundidad vemos que la principal motivación para hacerte con un aparato de aire acondicionado de segunda mano no es tan sólida. Si aún así decides seguir este camino, te recomendamos que sea a un proveedor de confianza y cuentes con instaladores profesionales.

Recuerda que hay aparatos de aire acondicionado nuevos, eficientes y muy económicos en el mercado. ¿Conoces Midea?