Ahorrar energía con los modos del aire acondicionado: sí se puede

El aire acondicionado se ha convertido en un elemento indispensable en los hogares de muchas familias españolas. Nos hace la vida más agradable, ayudándonos a sobrellevar mejor las temperaturas y a disfrutar de un aire más limpio. ¿Cómo controlarlo para que su uso no suponga un gasto excesivo en la factura de la luz? Entre las posibles soluciones están los modos de uso.

Muchas personas no conocen bien su aparato, y un mal uso de sus modos se traduce en un desperdicio de energía. Vamos a ver cómo evitarlo simplemente aprendiendo a usar bien el aire acondicionado.

Consejos para ahorrar energía con los modos del aire acondicionado

Estos consejos se pueden aplicar en casi cualquier aparato de aire acondicionado. Verás el resultado en la factura de la luz a final de mes.

  • Elige el modo adecuado: aunque parezca una obviedad, muchos usuarios aún no dominan los modos de operación de su aire. Conoce bien la iconografía de tu aparato, para no intentar enfriar tu casa con el modo secar o el modo calor.
  • Mantener una temperatura constante: lo mejor que puedes hacer es establecer una temperatura consigna confortable y dejar que el aire haga su trabajo. Algo que no hacemos correctamente es poner una inicial demasiado baja y luego andar subiendo y bajando, lo que fuerza al aparato a reajustar su uso de energía.
  • Programar con antelación: precisamente para que al llegar a la estancia esté a una temperatura confortable, es recomendable programar el encendido a distancia o con antelación un poco antes.
  • Activar movimiento lamas: si el aire no llega bien al rincón de la habitación donde estás, antes de bajar la temperatura consigna prueba a activar el movimiento de las lamas del aparato para que se distribuya mejor el flujo del aire.
  • Activa el temporizador por la noche: si lo que quieres es dormir con una temperatura agradable, no es necesario tener el aparato funcionando toda la noche. La mayoría de aires tienen una función de temporizador, en la que el aparato se apaga solo tras un tiempo que define el usuario. Si lo activas, ahorrarás mucha energía.

Modos específicos de ahorro de energía

A día de hoy muchos modelos de aire acondicionado cuentan con modos específicos para ahorrar energía y, por tanto, dinero. Estos modos funcionan de manera similar de unas marcas a otras, pero hay particularidades que hacen unos mucho más eficientes que otros.

Algunas de las formas de ahorrar energía de estos modos son el aumento (o descenso, si está dando calor) de la temperatura consigna unos grados, apagarse cuando no hay nadie en el cuarto, activar el movimiento de lamas automáticamente o dirigir el flujo de aire solo hacia donde detecta personas.

Si quieres comprobar cuánto dinero te pueden ahorrar los modos de tu aire acondicionado, te invitamos a probar estos consejos.