¿Cómo ahorrar energía en casa durante el verano?

Cambiando ligeramente nuestros hábitos diarios podremos seguir teniendo nuestra casa fresca con consumo responsable, viéndose reflejado el ahorro en nuestra factura cada mes.

Consejos para ahorrar energía

A continuación encontrarás varios consejos que podrás aplicar en tu vivienda para ahorrar energía.

Mantén las persianas y toldos bajados.

Esto te ayudará a mantener tu hogar fresco. Baja las persianas y los toldos durante las horas más calurosas del día, donde las temperaturas registran sus picos más altos, desde las doce hasta las siete u ocho de la tarde. Y abre las ventanas después de las ocho para que la casa se refresque y el aire caliente salga.

También es importante tener unas persianas con capacidad de aislamiento o transmitancia térmica, pues no solo aísla de la luz solar, también nos ayudará a mantener la temperatura del interior.

Elige electrodomésticos e iluminación de bajo consumo

Es importante que busquemos, a la hora de comprar, electrodomésticos de bajo consumo. Esto ayudará a que el consumo se reduzca y nuestra factura disminuya. Es recomendable fijarse en los tipos A++, que consumen la mitad que uno de tipo A.

Lo mismo ocurre con la iluminación. Reemplaza las bombillas por luces LED, esto ayudará a disminuir el gasto de energía, ya que las luces LED consumen hasta un 80% menos que una bombilla tradicional. Además, la producción de calor de una bombilla LED es menor que la de una bombilla tradicional.

Mantén las habitaciones cerradas

Si enciendes el aire acondicionado, limita el espacio. Cierra la habitación donde tengas instalado el aire acondicionado, de esta manera lograrás que el aire frío se concentre en un mismo lugar y no perderemos energía al intentar enfriar una estancia demasiado grande.

Recuerda que aplicar los consejos para ahorrar energía con tu aire acondicionado te ayudará a que tu factura se reduzca a final de mes considerablemente.

No olvides mantener el aire acondicionado y el frigorífico limpios, esto ayudará a que nuestros electrodomésticos trabajen menos. Ya que, si los filtros de nuestro aire acondicionado están sucios, o la parte trasera de nuestro frigorífico no está limpio, el aparato consumirá más electricidad y el funcionamiento de estos dos será menos eficiente.

Apagar los electrodomésticos no necesarios.

Normalmente dejamos encendidos muchos aparatos cuando no los estamos usando, y esto consume energía. Ten en cuenta que hay muchos aparatos que incluso cuando están apagados siguen consumiendo, esto se debe a una pequeña luz que se mantiene encendida, en stand by.

Intenta desenchufarlos cuando no los utilices para evitar consumir más energía, sobre todo si vas a pasar una temporada fuera de casa.

Si quieres disminuir el consumo de energía en tu hogar, te recomendamos que sigas estos consejos, que te ayudarán a ahorrar en tu factura.