• Fácil Instalación

    Las principales ventajas a nivel de instalación de la Midea All Easy son incorporar un soporte robusto y simple, margen de desplazamiento lateral del mueble de 50 mm una vez colgada en la pared y un sistema de bisagras en el soporte que nos facilita una apertura de 168 mm para facilitar la conexión frigorífica y de desagüe en la parte posterior de la unidad.

  • Fácil mantenimiento y limpieza

    A nivel de mantenimiento disponemos de acceso rápido y cómodo para limpiar el filtro, sin abrir el panel frontal. Además, gracias al panel frontal rotativo, el acceso al interior de la unidad es fácil, teniendo rápidamente a mano acceso a los componentes electrónicos, al evaporador y al ventilador sin tener que desmontar la unidad de la pared, solucionando cualquier problema de limpieza o avería rápidamente.

  • Filtros y Self-cleaning

    Los filtros eliminan bacterias, virus, alérgenos, polvo y malos olores. La función Self-Cleaning elimina el agua de condensación y expulsa las bacterias.

  • WiFi

    Es posible controlar de manera opcional las unidades de Midea desde nuestra Tablet o Smartphone. Con la instalación de un adaptador USB y una pequeña configuración podemos gestionar las unidades remotamente y incluso dispondremos de programador semanal.