¿Para qué sirven los filtros del aire acondicionado?

El aire que flota en nuestras casas no está del todo limpio. Por muy pulcros que seamos, el polvo y las partículas que hay en el aire exterior se cuelan en nuestra casa con facilidad. Este problema es especialmente serio en las grandes ciudades, donde la contaminación está empeorando aún más la calidad del aire.

Si ponemos un aire acondicionado en casa es para estar cómodos con la temperatura adecuada, pero también para filtrar el aire que respiramos. Aquí es donde entran en juego los filtros: ellos son los encargados de que el aire que aclimata tu habitación sea limpio y puro.

Un filtro en buenas condiciones funciona con una rejilla: por ella pasa todo el aire que sale de la habitación, y detiene las partículas de suciedad o alérgenos que hay en el aire antes de expulsarlo. Así garantiza que tu casa sea un lugar más limpio y sano.

Es por esto que es esencial hacer un mantenimiento correcto de los filtros. Un aparato con los filtros en mal estado es menos eficiente (consume más energía), menos sano (no garantiza aire puro) y se estropeará más.

El mantenimiento de los filtros es simple: una vez al año, sácalos de la unidad interior de tu aire acondicionado split, límpialos al agua (o con jabón suave) y déjalos secar al aire. Si lo haces porque percibes mal olor en tu aire acondicionado, es mejor que entiendas bien las causas y te informes de qué medidas tomar.

En todos nuestros modelos Midea es sencillo limpiarlos, pero es especialmente fácil en el caso del Midea All Easy: con este modelo, pensado para hacerte la vida mucho más sencilla, ni siquiera tendrás que abrir el panel frontal para acceder a los filtros.

Si quieres máxima comodidad y salud en tu hogar, asegúrate de que los filtros de tu aire acondicionado están en perfectas condiciones.