¡Acierta con la temperatura de tu aire acondicionado! 5 consejos para que tu hogar esté siempre a temperatura ideal

Aire y hogar

Dar con la temperatura ideal de tu aire acondicionado es más fácil de lo que piensas. ¿Sabías que el clima afecta a tu estado de ánimo? Las condiciones de frío y calor extremas influyen en nuestras emociones, por eso es normal que en un helado día de invierno te sientas deprimido, o que durante una […]

Dar con la temperatura ideal de tu aire acondicionado es más fácil de lo que piensas.

¿Sabías que el clima afecta a tu estado de ánimo? Las condiciones de frío y calor extremas influyen en nuestras emociones, por eso es normal que en un helado día de invierno te sientas deprimido, o que durante una ola de calor estés más cansado y susceptible. 

Como sabemos, no podemos controlar la meteorología, pero sí podemos proporcionarte la temperatura perfecta dentro de casa. Con un aire acondicionado frío-calor Midea, tu casa puede convertirse en el lugar ideal donde relajarte y recargar pilas para hacer frente a tu día a día, sea la época del año que sea. 

En nuestro artículo de hoy, descubrirás cómo conseguir la temperatura perfecta para disfrutar del máximo confort en todo momento y de forma eficiente. 

1. Preparar tu casa es clave para conseguir la temperatura de confort.

Los muebles, la decoración y el aislamiento de tu hogar son la base sobre la que actuará tu aire acondicionado. Asegúrate de que las puertas y ventanas estén correctamente aisladas, y juega con las cortinas o persianas para controlar el calor y el frío que entra o sale de tu casa. En invierno, mantenlas abiertas durante el día para que la luz del sol aporte calidez a las estancias, pero ciérralas por la noche, para que funcionen como un aislante extra del frío. Por el contrario, durante el verano, deberás cerrar las persianas durante el día para evitar que el sol sobrecaliente las habitaciones.

2. La temperatura ideal del aire acondicionado también depende de la temperatura exterior.

Con los cambios de estación, las necesidades a la hora de climatizar un hogar pueden variar mucho. Ten en cuenta que una diferencia de más de 12º entre tu casa y el exterior puede ser perjudicial para la salud. Además, cada grado de diferencia en nuestro aire supone un 8% más de consumo. Si en la calle nieva y en casa estás en pantalón corto, o si llevas manga larga en agosto, seguramente la temperatura del aire acondicionado no sea la adecuada, ¡y lo notarás en la factura de la luz!

Para evitarlo, puedes poner tu aire acondicionado Midea en modo Economic*, la tecnología que permite disfrutar de una climatización confortable con hasta un 60% de ahorro en el consumo eléctrico vs. en modo automático. Descubre todos los beneficios del modo Economic aquí

Pero la temperatura del aire acondicionado no solo dependerá de los grados que marque el termómetro, también de la humedad del ambiente y de la orientación de tu casa. En general, la temperatura de confort de tu aire acondicionado en invierno suele estar entre los 20º y los 23º, mientras que en verano, oscila entre los 24º y los 26º. En habitaciones en las que incide la luz directa del sol, la refrigeración en la época estival será más complicada, por lo que la temperatura perfecta estará entre los 20 y los 22º. Mientras que en los meses más fríos, sucede todo lo contrario, será más fácil calentar la estancia, por lo que podrás encender el aire acondicionado a menor potencia. 

No todas las viviendas tienen las mismas necesidades de climatización, ¿quieres saber cuál es la temperatura ideal para tu hogar?  ¡Haz nuestro test!

3. Adapta el control de tu aire acondicionado a tus necesidades.

No solo debemos tener en cuenta las condiciones del exterior, ¡las del interior también son importantes! Cada estancia de nuestra casa es distinta, por lo que, si tenemos varios splits, lo más recomendable es ajustar la temperatura de cada uno a la actividad que se vaya a realizar en la habitación:  

  • En el cuarto de baño, lograrás el confort térmico a una temperatura mayor, tanto en invierno como en verano. 
  • En habitaciones con menor actividad como la cocina, puedes poner el aire acondicionado a menor potencia, a una temperatura moderada. 
  • En habitaciones en las que el nivel de actividad sea muy alto, como el salón, nuestro aire acondicionado requerirá una mayor potencia. Se debe poner a una temperatura menor durante los meses cálidos y mayor durante los días más fríos.

Otro punto esencial para asegurar que nuestra casa esté siempre a la temperatura ideal es anticipar el funcionamiento del split a nuestra actividad. No es necesario tenerlo encendido cuando estamos fuera de casa o mientras dormimos. Puedes tener el control del aire acondicionado estés donde estés, con la app de Midea Air (link a la descarga), y utilizar las funciones de programación semanal para asegurar que tu hogar te reciba siempre a la temperatura perfecta. 

4. La temperatura ideal del aire acondicionado también depende de su ubicación.

El emplazamiento del aire acondicionado es un factor imprescindible a la hora de climatizar tu hogar y asegurar el mayor rendimiento térmico. Para elegir la ubicación idónea de tu aire acondicionado frío-calor hay que tener en cuenta diversos factores:

  • Distribución de tu hogar :

  • Orientación:

 

  • Lugar de fácil acceso para la instalación y mantenimiento: 

Por eso, lo mejor es dejar la decisión en manos de un profesional, que determinará la localización adecuada para evitar posibles problemas posteriores.

En general, el aire acondicionado se sitúa en la parte superior de las paredes para evitar que el aire influya directamente sobre las personas. Se recomienda ubicar los aparatos en las habitaciones en las que se pase más tiempo, como el salón o el dormitorio principal; y si es posible, colocar splits en cada estancia para mantener una temperatura homogénea y uniforme en toda la vivienda.

5. Elige el modelo de aire acondicionado frío-calor que mejor se adapte a ti.

Cada persona es única y cada hogar es diferente. Por eso, para lograr la temperatura ideal con tu aire acondicionado, debes elegir bien el modelo y asegurarte de que sus funciones se adaptan a tus necesidades y estilo de vida. 

A la hora de elegir un aire acondicionado, es importante considerar la capacidad que debe tener la unidad para climatizar el espacio en cuestión. No es lo mismo que esté en una casa o en un piso, por ejemplo; o que tenga o no tecnología Inverter, ya que esta maximiza y mejora la capacidad de refrigeración de la unidad y la mantiene constante.

Si además buscas elevar tu confort a un nivel superior, con el split Midea Breezeless, diseñado para ofrecer una climatización 360º, te podrás despedir de las molestas ráfagas de aire típicas de los aires acondicionados convencionales. Este split también presenta la máxima clasificación energética (A+++) y el modo Economic. 

Si tu prioridad es la máxima eficiencia energética, dale la bienvenida a tu hogar a Midea Xtreme Save. La unidad integra el novedoso algoritmo de control α y un compresor de alta frecuencia Inverter Quattro. Estas funciones, sumadas a la máxima clasificación energética A+++ y al modo Economic, ponen a disposición del consumidor una unidad centrada en la eficiencia y el ahorro energético.

Estos son solo dos ejemplos que demuestran que en Midea encontrarás un aire acondicionado pensado para ti. ¿Te han entrado ganas de conocer el tuyo? ¡Descúbrelo aquí!

* Testado en Midea Mission 35(12)N1, reducción de consumo eléctrico 59,51% entre modo Economic y Automático. La temperatura alcanzada en la habitación en modo Economic es superior al modo Automático.

Otras ideas Midea